910009192

Descubre el malecón de La Habana

June 1, 2021

Descubre el malecón de La Habana
  • Cuba
  • La Habana
  • Cultura y arquitectura

El malecón habanero es un impresionante paseo marítimo que ofrece al visitante unas maravillosas vistas de la bahía. Este es uno de los puntos de encuentro preferidos por pescadores, poetas, amantes y filósofos. Si por algo destaca el malecón de La Habana es por sus puestas de sol. Todas las tardes la pasión se deja notar en el ambiente, al tiempo que se produce uno de los ocasos más bellos de toda la isla. ¿Quieres adentrarte un poco más en su historia?

¿Qué es un malecón?

Un malecón es lo que comúnmente se conoce como rompeolas. Es decir, un dique que impide que el agua del mar avance tierra adentro. Asimismo, en países como Cuba, Colombia, México, Ecuador, Perú y República Dominicana se conoce también como malecón a los paseos marítimos que transcurren junto a un río o el mar.

Los malecones se construyen llevándose a cabo un cálculo aproximado de la altura de las olas, así como de su tiempo de retorno específico. Además, el diseño de esta estructura marítima es responsabilidad de ingenieros oceánicos o de expertos en ingeniería hidráulica.

El malecón de La Habana: Historia y curiosidades

El malecón de Cuba fue diseñado en el siglo XIX para proteger la ciudad. Por aquellos tiempos ya era evidente que los malecones ofrecían una gran resistencia contra los mares más revueltos y las mareas más altas. Es en 1900 cuando se proyecta un pequeño paseo marítimo para la clase media bajo el nombre de “Avenida del Golfo”.

En 1901 se toma la decisión de construir el tramo que abarca el Paseo del Prado y hasta la calle Crespo. Poco a poco la “Avenida del Golfo” empieza a ser llamada el malecón por los propios habaneros. Este proyecto inicial se extiende rápidamente durante la década siguiente a través de una arquitectura ecléctica que unía el estilo neoclásico con el art nouveau.

Desde el año 1950 la carretera del malecón habanero comprende una avenida de 6 carriles y un extenso muro que se expande a lo largo de 8 kilómetros por toda la costa norte de la capital cubana. En 1982 la UNESCO declara el malecón de La Habana como Patrimonio de la Humanidad.  Aunque el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural de Cuba ya lo había declarado como “Monumento Nacional” en 1976.

El malecón de La Habana siempre ha sido muy popular, tanto para los habitantes de la isla, como para los turistas que deciden viajar a Cuba. Su espacio amplio y relajado contrasta con las calles estrechas y la actividad exaltada de La Habana Vieja. Este paseo marítimo comienza en la Bahía de La Habana, bordeando la zona norte del barrio de Centro Habana, para terminar en el Vedado. Podemos decir que estamos ante el sofá más largo del mundo. Un lugar en el que podemos disfrutar del simple paso del tiempo. Al caer la tarde podrás ver cómo las parejas se sientan en el muro a contemplar una de las puestas de sol más bonitas de todo el mundo. En seguida, te darás cuenta de que estás en el lugar perfecto para el amor.

Paseo por el malecón Cubano

Pasear por el malecón habanero es descubrir la cultura cubana a cada paso. Un buen punto para iniciar este paseo es la esquina de 23 y Malecón, en el Vedado. En diferentes tramos del paseo marítimo te encontrarás con monumentos y edificios de gran importancia. Un buen ejemplo de ello es el Castillo de San Salvador de la Punta, el Torreón de la Chorrea, el Castillo de la Real Fuerza de La Habana o el Torreón de San Lázaro. Entre los monumentos a destacar no podemos dejar de mencionar el del General Calisto García, el del Generalísimo Máximo Gómez o el del Mayor General Antonio Maceo.

Todas las noches a las 21:00h, desde la fortaleza de Cabaña tiene lugar una ceremonia centenaria que culmina con una fuerte explosión que puede escucharse desde todos los puntos del paseo marítimo. Además, durante las noches de verano el malecón cubano se contagia de un ambiente mágico gracias a su carnaval. Una fiesta donde se mezclan razas y culturas al son de tambores y canciones de salsa.

Paseando por el malecón de La Habana no es extraño encontrar a determinados lugareños realizando rituales propios de la religión afrocubana. Los más típicos son las ofrendas a la diosa Yemayá-Asesú, de la cual se dice que habita en la orilla del mar. Si el mar está bravo se cree que es porque la diosa está especialmente enojada ese día.

Este es también el lugar preferido para los amantes de la pesca. Pero no creas que te vas a encontrar a expertos pescadores con equipos caros en el malecón. Lo curioso de esta escena es que los habitantes de la zona usan preservativos de látex inflados a modo de flotador. Este invento, mucho más económico, es capaz de desplazarse mar adentro con el hilo de pescar permitiendo así, la captura de peces más grandes sin necesidad de abandonar la orilla. Curioso, ¿verdad?

Una de las imágenes más habituales del paseo por el malecón cubano es la de los coches antiguos cruzando por la vía principal. Esta vía, en ocasiones, se cierra para facilitar la celebración de festivales y desfiles o durante mareas especialmente altas y agitadas. Un espectáculo de la naturaleza que merece la pena ver de cerca, pero siempre tomando las precauciones necesarias para no mojarse.

A lo largo de esta caminata puedes hacer pequeñas pausas. Te recomendamos que aproveches para tomar un descanso en el Parque Antonio Macedo. Muy cerca de él encontrarás varios rincones donde poder tomar algo y refrescarte. Otros lugares que no te puedes perder son la Torre de los Ataúdes. Una de las construcciones más misteriosas que se alzan en el malecón habanero dada la forma de ataúd que tienen sus balcones, así como la espeluznante historia que allí se cuenta.

Escribe tu propia historia paseando por el malecón de Cuba gracias a Flowo. Personalizamos tu experiencia en el Caribe con paquetes de calidad superior a precios increíbles. Si estás pensando en irte de viaje o de vacaciones a Cuba, ¡no dudes en contar con nosotros! Nos encargaremos de planificar y personalizar hasta el más mínimo detalle de tu viaje, ya sea a un precio más asequible o bien con todos los lujos que quieras incorporar en tu estancia. Solo tienes que contarnos qué deseas y nos pondremos manos a la obra sin que tengas que preocuparte por nada. ¡Anímate a descubrir mundo!

Publicaciones relacionadas